Enanos, Felipe II y un espejo que realmente habló: al rescate de la auténtica Blancanieves


Al principio, tan sólo era el cuento cincuenta y tres de una larga lista de 86 narraciones que comenzaba con “La rana rey” y acababa con “El zorro y los gansos”. Cuando fue publicada por primera vez en 1812, “Blancanieves” –o “Sneewittchen” en su original alemán– ni tan sólo el título hacía referencia a los enanitos. Tampoco la historia era exactamente como hoy la conocemos.

Blancanieves en edición de Nórdica editorial

Claro que de aquel primer volumen que los hermanos Jacob y Wilhelm Grimm publicaron en diciembre de 1812 tampoco es que quede mucho intacto. Ellos mismos alteraron los cuentos una y otra vez en sucesivas ediciones hasta llegar a una versión “definitiva” en 1857. Pero tampoco de esos relatos supuestamente terminados se ha mantenido la trama inicial.

Luego vino Broadway y, por supuesto, Disney, alteraron la historia para siempre y nos legaron una imagen gráfica y, sobre todo, una banda sonora que parecen que siempre estuvieron ahí.

Nórdica Editorial ahora rescata el texto original, tal y como lo escribieron los hermanos Grimm, y edita una maravilla de libro con impresionantes ilustraciones de Iban Barrenetxea y una muy cuidada traducción de Isabel Hernández. 

Blancanieves por Iban Barrenetxea para Nórdica editorial

¿Por qué rescatar la historia original? Por muchos motivos, comenzando porque se hace justicia al texto que quisieron legar sus creadores y, sobre todo, porque la Blancanieves de 1812 era mucho más interesante que la de 1937, que es cuando Disneyestrenó el largometraje “Blancanieves y los siete enanitos”. Para empezar, es menos empalagosa, no es tan insufriblemente cursi y, aunque parezca mentira, es más moderna (nada de beso del príncipe para resucitar).

¿Basada en hechos reales?

En 1994, un historiador alemán, Eckhard Sander, publicó un interesante libro, “Blancanieves: ¿cuento de hadas o realidad?”, en donde proclamaba que había encontrado a la figura histórica que habría inspirado al personaje del cuento.

Se refería a Margaretha von Waldeck, una condesa nacida en 1533, hija de Felipe, conde de Waldeck-Wildungen, y de su primera esposa, Margaret Cirksena, hija del conde de Frisia del Este

El conde de Waldeck-Wildungen era un hombre muy rico que poseía minas de cobre. La mayoría de los mineros eran niños pequeños que vivían solos en una villa, Bergfreiheit. En cada casa vivían veinte niños. Según el historiador Eckhard Sander, estos niños serían la inspiración para los enanitos del cuento.

Blancanieves por Iban Barrenetxea para Nórdica editorial

De acuerdo con documentos que se han conservado, Margaretha fue famosa por su extraordinaria belleza. También sabemos que su madre murió cuando la niña tenía cuatro años y que su padre se volvió a casar, en 1554, con Katharina von Hatzfeld, que fue realmente una madrasta de cuento, malvada y envidiosa.

Tanto odiaba la nueva esposa a la niña que ésta fue enviada pronto a la localidad de Weilburg, a la corte del conde de Nassau-Weilburg. Luego viajó sola por la zona conocida como las “siete colinas” para vivir con el hermano de su madre, Johann Cirksena, en el casillo de Valkenburg

Posteriormente, en 1549, su padre la envió a Bruselas, a la corte de María de Hungría, gobernadora de los Países Bajos y hermana del Emperador Carlos V (nuestro Carlos I de España). El padre de Margaretha quería mejorar sus relaciones con el monarca y pensó que la presencia de su hija en la corte ayudaría a sus ambiciones.

Blancanieves por Iban Barrenetxea para Nórdica editorial

Pero el amor, supuestamente, se interpuso en sus planes. Tan bella era Margaretha que muchos nobles se disputaron su atención y hasta el hijo del emperador, el príncipe Felipe (futuro Felipe II) cayó inmediatamente prendido. Pero ella era luterana y él católico y su relación era imposible.

Además, la salud de Margaretha comenzó inexplicable y rápidamente a debilitarse. El 21 de marzo de 1554Margaretha moría. Tenía tan sólo 21 años. Las crónicas de Waldeck que se conservan no dudan en que fue envenenada. 

La otra candidata

El historiador alemán Karlheinz Bartel no está de acuerdo con la teoría de Eckhard Sander. Para él, la inspiración real para “Blancanieves” fue otra joven alemana: Maria Sophia Margaretha Catharina von Erthal, nacida el 15 de junio de 1729 en el pueblo minero de Lohr e hija del condestable de Kurmainz. En su vida hubo la preceptiva madrasta, niños explotados y, lo que es más relevante, un espejo que hablaba de verdad.

Según las crónicas, Maria Sophia era “un ángel caritativo y bondadoso”, que se desvivía “contra la pobreza y la indigencia” y se pasaba el día rodeada de los niños desnutridos que trabajan en las minas de Von Waldek. Sabemos que estos niños vestían largos abrigos y que llevaban gorros, como los enanitos de Blancanieves

Blancanieves por Iban Barrenetxea para Nórdica editorial

María Sophia era, además, huérfana. Su madre murió cuando ella tenía 12 años. Dos años más tarde, su padre se casó conClaudia Elisabeth Maria von Venningen, condesa imperial de Reichenstein

Como regalo de bodas, el padre de Maria Sophia regaló a su nueva esposa un espejo muy especial, de metro y medio de largo, que repetía las palabras pronunciadas frente a él debido al efecto de la reverberación. De hecho, el espejo todavía existe y se puede visitar en el castillo de Lohr, en lo que hoy es el museo de Spessart.

Pero no te dice quién es la más hermosa del reino. Eso se lo dejamos al cuento.

Blancanieves por Iban Barrenetxea para Nórdica editorial
Auténtico espejo parlante

Sobre Courbett

COURBETT es una revista online sobre Libros, Arte, Cultura y Diseño con una mirada muy internacional.

CONTACTO

contacto@courbettmagazine.com

Más artículos
Ed van Elsken, el fotógrafo de la contracultura

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies