[Libros recomendados por la crisis del Coronavirus] Libros ingleses para tomar con una taza de té

Libros recomendados para la cuarentena por Coronavirus (parte III)

Seguimos con nuestras listas de libros recomendados para pasar un buen rato en casa ahora que nos toca estar confinados unos días por el maldito Coronavirus. En la primera lista de recomendaciones destacamos libros de espías, asesinatos y trenes; en la segunda, viajamos a París en más de veinte libros. Ahora destacamos libros para tomar con una buena taza de té: libros de la Inglaterra victoriana, georgiana, estuardiana, rural, de la Segunda Guerra Mundial y mucho de Jane Austen. ¡A disfrutar!

[Artículo relacionado] Espías, asesinatos, robos y muchos trenes (libros recomendados para el confinamiento del Coronavirus).

[Artículo relacionado] Viajar a París en 24 libros.

Cuentos de hadas victorianos.

Christina Rosetti et al. Cuentos de hadas victorianos.

Siruela nos regaló esta joya exquisita de la literatura victoriana. Una exquisitez donde recopilaron algunas de las más deliciosas historias sobre hadas, duendes, gnomos y demás criaturas feéricas. Se reúnen en esta antología obras de los más grandes autores de la era victoriana: John Ruskin, Lucy Lane Clifford, Mary de Morgan, Maggie Browne, Mark Lemon, George MacDonald y Christina Rossetti. También está ilustrado con las obras de ilustradores de la época.

  • Relacionados: no os perdáis, también en Siruela, los cuentos infantiles de George MacDonald «La princesa y Curdie» y «La princesa y los trasgos«.

Jane Austen. Orgullo y prejuicio.

De todas sus heroínas de novela, Jane Austen decía que su favorita era Elizabeth «Lizzie» Bennet, la protagonista de «Orgullo y prejuicio». Por no decir que el señor Darcy debe ser el protagonista masculino de Austen más famoso. Por si no fuera poco para leer esta obra, hay que apuntar que «Orgullo y prejuicio» es la madre de todas las comedias románticas. La trama es aparentemente sencilla: la apacible vida de la familia Bennet se ve alterada por la llegada de Charles Bingley, un joven encantador y muy rico. La señora Bennet, como buena matriarca de su época, decide que una de sus cinco hijas casaderas deberá desposarse con tan prometedor caballero. Y el destino se alía con sus deseos, pues el señor Bingley enseguida se fija en la mayor de las hermanas y su amor es correspondido. Pero el libro no va de esta historia de amor, sino de otra mucho más rocambolesca. Porque junto al señor Bingley aparece en escena su mejor amigo, Fitzwilliam Darcy, un hombre serio, adusto e increíblemente rico. Y entre este señor Darcy y la segunda de las hermanas, Lizzie, surge una relación más que compleja. Y hasta aquí podemos leer.

Si queréis leer más de Jane Austen, os recomiendo seguir por (en este orden): Emma, La Abadía de Northanger, Sentido y Sensibilidad, Mansfield Park y Persuasión.

P. D. James, "La muerte llega a Pemberley".
  • Relacionado: «La muerte llega a Pemberley«, de P. D. James. La escritora de misterio Phyllis Dorothy James (Oxford, 1920) pasó su adolescencia leyendo a Jane Austen y preguntándose qué tal le sentaría un misterio a la encantadora Elizabeth Bennet. Por eso escribió la que podría haber sido la segunda parte de «Orgullo y prejuicio». La autora centró la acción en Pemberley, la majestuosa hacienda que Fitzwilliam Darcy posee en la campiña inglesa. Allí, en 1803, aparece un cadáver en el bosque. Es el capitán Denny, compañero de George Wickham, ex pretendiente de Elizabeth Bennet y actual marido de su hermana Lydia. A partir de este desagradable suceso, P. D. James construye una novela con pistas falsas y multitud de personajes: una obra divertida y amena donde literatura del siglo XIX y misterio se dan de la mano.
Charles Dickens, Grandes esperanzas.

Charles Dickens, Grandes esperanzas

Fue la penúltima novela de Dickens y hay quien asegura que es la mejor. Sin duda, es una obra maestra, no sólo por la trama, sino por el trasfondo y el análisis de las contradicciones de un hombre que se mueve entre grandes esperanzas (de ahí el título) y dramáticas realidades. EN «Grandes esperanzas» hay amor, hay crimen, hay vergüenza y hay vanidad. Muy resumidamente: Pip, un niño huérfano, se encuentra con un preso evadido al que se ve obligado a procurar víveres y una lima. Poco después, es llamado a la tenebrosa mansión de una rica y recluida dama como compañero de juegos de una niña seca, hermosa y altiva. Allí, el huérfano aprende, por primera vez, las acuciantes divisiones sociales y su pobreza extrema. Sin embargo, poco después, entra en posesión de una misteriosa fortuna que pone en sus manos un benefactor secreto que desea hacer de él un caballero.

Charlotte Brontë. Jane Eyre.

Charlote Brontë, Jane Eyre.

Escrito en 1847, Jane Eyre narra la azarosa historia de amor entre una institutriz pobre y su rico e imponente patrón, todo en el misterioso marco de una fantasmagoría gótica. También es la historia de la vida de Jane desde su horripilante infancia hasta su paso por la penuria, su arduo aprendizaje en un tétrico internado, sus inesperados golpes de fortuna y alguna que otra proposición de matrimonio. Es, en suma, el itinerario vital –y, sobre todo, espiritual–, de una heroína que se mueve entre principios y deseos.

"Las señoritas de escasos medios", de Muriel Spark.
  • Relacionado: Las señoritas de escasos medios, de Muriel Spark. Spark fue una novelista escocesa que llegó a escribir más de veinte novelas (y la primera biografía de Mary Shelley). «Las señoritas de escasos medios» es una de sus novelas más divertidas y también más agudas. Centrada en el año 1945, en el club May of Tech, una amplia casa victoriana cercana a Londres que servía como residencia para un grupo de chicas con escasos recurosos, nos encontramos con un elenco de personajes entrañables. Está Joana Childe, que da clases de elocución; la columnista Jane Wright, acomplejada por su gordura; y Selina, una mujer voluntariosa. Son todas mujeres que comenzaban a trabajar y que buscaban un buen matrimonio. Gracias a ellas y a sus desventuras, Spark nos traza un retrato ingenioso y crítico de la Inglaterra posterior a la Segunda Guerra Mundial, en donde las mujeres luchaban contra estereotipos y toda clase de limitaciones.
"Diario de una dama de provincias", de E. M. Delafield.
  • Relacionado: Diario de una dama de provincias, de E. M. Delafield. Hilarante retrato de la clase alta británica. Una dama de provincias vive en una preciosa casa de campo, tiene dos hijos encantadores y un marido que, cuando está con ella, acostumbra a dormitar tras las páginas del Times. Lleva un diario que le sirve para poner un poco de distancia con las cosas que le suceden; en él escibe sobre sus esfuerzos para equilibrar la economía familiar y lidiar con su temperamental cocinera y la sensible institutriz francesa de sus hijos; así como sobre su lucha constante por mantener a raya a su engreída vecina, Lady B., y sus denodados esfuerzos por estar siempre a la altura de las circunstancias.
"La inquilina de Wildfell Hall", de Anne Brontë.

Anne Brontë, La inquilina de Wildfell Hall.

Tras muchos años de abandono, la ruinosa mansión de Wildfell Hall es habitada de nuevo por una misteriosa mujer y su hijo de corta edad. La nueva inquilina –una viuda, al parecer –no tarda, con su carácter retraído y poco sociable, sus opiniones a menudo radicales y su extraña, triste belleza, en atraer las sospechas de la vecindad, y a la vez la rendida admiración de un joven e impetuoso agricultor. Pero la mujer tiene, en efecto, un pasado… más terrible y tortuoso si cabe de lo que la peor de las murmuraciones es capaz de adivinar. La inquilina de Wildfell Hall (1848), segunda y última novela de Anne Brontë, une al bello relato de un amor prohibido e invernal el retrato intensísimo del fracaso de un matrimonio degradado por el abuso y la violencia, descrito “con una predilección morbosa por lo grosero, cuando no brutal” que escandalizó y repugnó a sus contemporáneos. De hecho, todavía hoy, la dureza, audacia y auténtico rigor de esta novela siguen siendo igual de sorprendentes y desafiantes.

"Precioso día para la boda", de Julia Strachey.
  • Relacionado: Precioso día para la boda, de Julia Strachey . Estamos en Inglaterra, en un día de marzo del año 1930 o 1931. Dolly se va a casar con el hombre equivocado, mientras Joseph, uno de sus jóvenes amigos —o «algo» más—, se debate entre detener el enlace o huir de todo aquello, entre declarar su amor o callárselo para siempre. Una madre escandalosa y una hermana alborotadora; familiares excéntricos y amigos muy singulares; sirvientes de la vieja época y una antigua casona en el campo… Personajes y escenario de una «brillante y agridulce comedia», como la describiera The Guardian tras la reciente reedición de esta novela publicada por primera vez en 1932 por The Hogarth Press, la editorial que fundaran Virginia Woolf y su esposo Leonard.

Elizabeth Jane Howard, Las crónicas de los Cazalet.

La familia Cazalet se reúne todos los veranos en «Home Place», una finca en Sussex que «que había sido una pequeña alquería, construida a finales del siglo XVIII al estilo típico de Sussex, con fachada de madera y yeso hasta la primera planta, que estaba revestida de azulejos rosados superpuestos». Allí se juntan el patriarca, William Cazalet; la madre, Kitty, apodada «La Duquesita»; los tres hijos varones, Hugh, Edward y Rupert; y una hermana, Rachel. Están también sus respectivos cónyuges e hijos, nueve nietos en total, e innumerables parientes y criados. En las novelas se narra el día a día de esta familia, de los asuntos más livianos a los más profundos, mientras Europa vive cambios vertiginosos y, luego, se sumerge en una guerra. Vemos la cotidianidad de la clase alta inglesa y, también, las carestías y restricciones impuestas por la situación bélica y la postguerra. En conjunto, son novelas deliciosas y fascinantes. Porque, como la propia Hilary Mantel reconoció, para aprender a escribir, hay que leer a Howard y leer los libros que ella leyó.

[Artículo relacionado] Rescatando del olvido a la cronista de los Cazalet

Barbara Pym, Mujeres excelentes

Mildred Lathbury, la narradora, es una mujer soltera que vive en Londres y ocupa su tiempo en diversas tareas en la parroquia, en tomar el té con las amigas, en obras de caridad y en satisfacer las necesidades de los demás. Es inteligente y observadora, pero también tímida e insegura, en parte debido a su soltería, pues muchos querrían verla casada ya a sus treinta y pocos años. Además de sus buenos amigos, el vicario Julian Malory y su hermana Winifred, Mildred intimará con sus vecinos, los Napier, recién instalados en el piso de abajo de su casa. Conocerá también a Allegra, una viuda que se aloja en la parroquia, y a un sinfín de personajes más. Mildred se verá implicada en diversos asuntos de índole sentimental. Con una extraordinaria y sutilísima ironía, Barbara Pym traza en «Mujeres excelentes» un espléndido retrato sobre la cotidiana realidad de unos personajes, cuyas vidas se debaten entre sus sentimientos y sus convencionalismos.

  • Relacionado: «Amor no correspondido«, de Barbara Pym. Dulcie Mainwaring, la heroína de este libro, es una de esas «mujeres excelentes», aparentemente desinteresadas, que siempre está ayudando a los demás pero no es capaz de cuidar de sí misma, especialmente por lo que concierne al terreno amoroso. En «Amor no correspondido», Pym, con su característico sarcasmo y sentido del humor, nos presenta un delicado enredo amoroso, colmado de sueños incumplidos y secretos ocultos.
Elizabeth Gaskell, "Cranford".

Elizabeth Gaskell, Cranford.

Cranford (1851-1853) es sin duda la obra más popular de Elizabeth Gaskell, escrita a instancias de Dickens, después del éxito conseguido con su primera novela, Mary Barton. El paisaje, la ambientación e incluso los personajes están tomados del pueblecito en que la autora pasó su infancia, Knutsford, y, en un retrato lleno de humor y afecto, pero exento de sensiblería, se nos presentan unos valores y costumbres que la Revolución industrial estaba transformando rápidamente. A través de la emblemática figura de unas hermanas solteronas, asistimos a los pequeños y grandes acontecimientos de la pequeña comunidad: la llegada de un apuesto capitán viudo y sus dos hijas, las cartas que se reciben de ultramar, las estrecheces económicas de las mujeres de buena sociedad, los compromisos matrimoniales y las muertes. Contada en un tono de confidencia íntima, sin esfuerzo aparente, y con un detallado elenco de personajes femeninos observados en profundidad, Cranford es, tanto en palabras de Dickens como de E. M. Forster, «un exquisito retrato social», una obra «tierna» y «deliciosa» que ha sabido mantener su atractivo a través de los años.

"La confesiones del señor Harrison", de Elizabeth Gaskell.
  • Relacionado: Elizabeth Gaskell, Las confesiones del señor Harrison. Al terminar su formación en un hospital de Londres, el joven señor Harrison acepta un puesto de ayudante de médico rural en la pequeña ciudad −«yo lo llamaría pueblo»− de Duncombe. «Le parecerá a usted un dato estadístico curioso –le dice su mentor al llegar−, pero cinco de cada seis cabezas de familia de cierto rango en Duncombe son mujeres. Tenemos un gran número de viudas y solteronas ricas. A decir verdad, querido señor, creo que usted y yo somos casi los únicos caballeros.» Y, aunque el recién llegado se fija inmediatamente en Sophy, la hija del párroco, no tardará en convertirse en el centro de una equívoca red de expectativas y decepciones que pondrá a prueba su paciencia… y también su vanidad. Las confesiones del señor Harrison (1851) prefigura claramente Cranford: en su ambiente, en su humor delicado, en su retrato de las pequeñas peripecias que cambian o prolongan el modo de vida de una comunidad apartada y aparentemente tranquila, se percibe ya el interés de Elizabeth Gaskell por trazar, a su manera, una «historia de la vida doméstica en Inglaterra», como había sido intención, aunque nunca llegara a escribirla, del poeta romántico Robert Southey. 
"Trilogía de Candleford", de Flora Thompson.

Flora Thompson. Trilogía de Candleford.

Un clásico de la Inglaterra rural victoriana inspirado en la infancia y juventud de Flora Thompson. Cuenta la historia de tres comunidades vecinas de Oxfordshire: la aldea de Juniper Hill (Colina de las Alondras), donde Flora creció; Buckingham (Candleford), una pequeña ciudad cercana, y el pueblo de Fringford (Candleford Green), donde Flora consiguió su primer trabajo como oficinista de correos. A través de la mirada de Laura, una niña de la aldea que va creciendo a lo largo de los tres libros, la obra captura un mundo aún marcado por las cosechas, los viejos juegos infantiles y un sinfín de canciones al alba en la taberna del lugar. Un mundo que se desvanece porque el campo se mecaniza, las muchachas regresan con ideas modernas de servir en la ciudad y las endiabladas bicicletas invaden la campiña para desconcierto de las viejas generaciones. 

"Patrick ha vuelto", de Josephine Tey.
  • Relacionado: «Patrick ha vuelto«, de Josephine Tey. Los Ashby son terratenientes ingleses dedicados a la cría de caballos. Siempre han vivido en el pequeño pueblo de Clare y llevan una vida apacible capitaneada por la tía Bee, quien se ocupa de sus cuatro sobrinos tras el fallecimiento de su hermano y su nuera. El dolor por la pérdida de los padres y por la desaparición de un sobrino mellizo en extrañas circunstancias parece ya superado por los años y por días llenos de buena armonía familiar. Pero justo la semana antes de la fiesta de mayoría de edad de Simon, uno de los sobrinos, el mundo de los Ashby da un vuelco completo. Un extraño llamado Brat Farrar llega al pueblo asegurando ser Patrick, el mellizo desaparecido. Él, como hermano unos minutos mayor que Simon, se convertiría en el heredero universal de la fortuna de los Ashby. El enredo está servido y más que bien sazonado. Porque sabemos desde el principio que Brat Farrar es un impostor guiado por alguien cercano a los Ashby.

[Artículo relacionado] El gran misterio de Josephine Tey.

P. G. Wodehouse. Toda la serie de Jeeves.

P. G. Wodehouse, Toda la serie de Jeeves.

Una obra deliciosa de puro humor británico con el que reírse a carcajadas con las ocurrencias, desavenencias y andanzas de un duo singular. P. G. Wodehouse creó un tándem divertidísimo de un amo y un sirviente. Bertie Wooster, es afable y bobalicón, mientras su ayuda de cámara, Jeeves, es muy protector. Anagrama recuperó toda la obra en castellano e incluso presentó recopilatorios, como este «Omnibus Jeeves».

Stephen Benatar. "La vida soñada de Rachel Waring".
  • Relacionado: La vida soñada de Rachel Waring, de Stephen Benatar. Una gran obra de humor, horror y locura. Rachel Waring es una mujer feliz; quizá demasiado. Un tía lejana le ha dejado en herencia una mansión georgiana en Bristol, y de la noche a la mañana decide romper con todo. Así que, sin pensárselo dos veces, deja atrás su aburrida vida en Londres, se despide de su trabajo de oficinista y de su deprimente compañera de piso y se transforma en la mujer que siempre quiso ser: devota del amor, la creatividad y la belleza, y siempre con una canción en los labios. Instalada en su nueva casa, Rachel contrata los servicios de un atractivo jardinero, empieza a escribir un libro e impresiona a todos con un optimismo casi insano. Sin embargo, a medida que Rachel se sumerge más en un mundo de lujo y de placeres, su entorno empieza a cuestionar lo excéntrico de su comportamiento y lo evidentemente enfermizo de su euforia.
"La señorita Dashwood", de Elizabeth Taylor.

Elizabeth Taylor, La señorita Dashwood.

«Incluso antes de verle o de hablar con él, Cassandra había decidido amarle, como una institutriz en una novela». La joven Cassandra está sola en el mundo después de la muerte de su padre. Cuando llega a Cropthorne Manor como institutriz de la pequeña Sophy, la desgastada mansión y las decadentes estatuas de la propiedad son exactamente como esperaba. Y Marion Vanbrugh es el dueño ideal: viudo, austero, distante y aficionado a la literatura griega. Marion y Cassandra se sienten atraídos el uno por el otro, pero esta no es una novela del siglo XIX y Marion no es el único inquilino de la mansión. Está Tom, irascible y descontento; Margaret, embarazada y voraz; la inepta tía Tinty y la excéntrica y dominante Nanny.

[Artículo relacionado] La otra Elizabeth Taylor: redescubriendo a una de las mejores novelistas inglesas del siglo XX.

"Los restos del día", de Kazuo Ishiguro.

Kazuo Ishiguro, Los restos del día.

Inglaterra, julio de 1956. Stevens ha sido durante treinta años el mayordomo de Darlington Hall. Los Darlington murió hace tres años y la propiedad pertenece ahora a un norteamericano. El mayordomo, por primera vez en su vida, hará un viaje, supuestamente de vacaciones. Steves, en un antiguo, lento y señorial auto de sus antiguos patrones, cruzará Inglaterra rumbo a Weymouth, donde vive la señora Benn, antigua ama de llaves de Darlington Hall. Jornada a jornada, Ishiguro despliega ante el lector una novela perfecta de luces y claroscuros, de máscaras que se deslizan para desvelar una realidad mucho más amarga que los amables paisajes que el mayordomo inglés deja atrás. A través de «flashbacks», Stevens descubre que Lord Darlington fue un miembro de la clase dirigente inglesa que se dejó seducir por el fascismo y conseguir una alianza entre Inglaterra y Alemania. Y descubre, a pesar de todos sus valores, que hay algo peor que haber servido a un hombre indigno. Una novela espléndida.

"Buen comportamiento", de Molly Keane.
  • Relacionado: «Buen comportamiento«, de Molly Keane. Finalista del prestigioso premio Booker del año 1981, esta espléndida novela es una despiadada crónica de la decadencia de la aristocracia angloirlandesa. Bajo su disfraz de opulencia, la hacienda de Temple Alice, residencia que sirve de refugio a la aristocrática familia de los St. Charles para mantenerse al margen de las realidades de la vida, es una fortaleza que se cae a pedazos. Los miembros de la familia (la narradora, Aroon, que solo aspira a obtener el amor y la aprobación de sus seres queridos; sus padres, y su hermano, Hubert) viven inmersos en un esplendor decadente y obsesionados con observar a rajatabla las ineludibles exigencias del «buen comportamiento», una fachada tras la que se ocultan oscuros secretos y crueldades inconfesables.
"Retorno a Brideshead", de Evelyn Waugh.

Evelyn Waugh, Retorno a Brideshead.

Una auténtica maravilla literaria escrita a través de «flash backs». Su protagonista, Charles Ryder, regresa a Brideshead, la elegante mansión de lord Marchmain, convertida ahora en cuartel, lo que le devuelve a la memoria los tiempos anteriores a la guerra, cuando paseaba embelesado por sus hermosos jardines y salones y se dejaba sucumbir al hechizo de sus singulares habitantes. En realidad, Charles nunca pudo librarse de su ambigua amistad con el inquieto Sebastian, ni de su obsesivo amor por la hermana de éste, lady Julia, ni de la oscura y contradictoria fatalidad que dejó marcada para siempre la atribulada vida de los Marchmain con su huella de drama y desvarío.

"La mujer del médico", de Brian Moore.
  • Relacionado: La mujer del médico, de Brian Moore. Considerada por Anthony Burgess como una de las mejores novelas escritas en inglés después del año 1939. Shelila Redden, la protagonista de esta novela, ha conseguido convencer a su marido, Kevin, de que pasen una segunda luna de miel en la misma localidad de la Costa Azul donde pasaron la primera, Villefranche. Debido a los compromisos laborales de Kevin, que trabaja como médico en Belfast, han acordado que Sheila emprenda el viaje sola y aproveche la ocasión para hacer una breve visita a una antigua amiga que vive en París. Una vez en Villefranche, Sheila se aloja en el mismo hotel en el que pasó la luna de miel con su marido. Sin embargo, a pesar de lo que le ha prometido, Kevin no puede reunirse con Sheila el día previsto. Quien sí se presenta es un joven norteamericano a quien ha conocido en París y con el que Sheila descubre que tiene más cosas en común que con su marido. Cuatro semanas después, Sheila desaparece. Su hermano Owen seguirá sus pasos para tratar de averiguar las razones de su desaparición.
Oscar Wilde. El crimen de lord Arthur Savile.

Oscar Wilde, El crimen de Lord Arthur Savile.

Lord Arthur Savile, un joven con un gran porvenir, ha decidido casarse. Sin embargo, un obstáculo inesperado e incómodo retrasa su proyecto cuando un quiromante le confiesa que ve un asesinato en su futuro. A partir de ese momento, lord Savile decidirá tomar las riendas de su destino para poder casarse cuanto antes y proseguir así con su apacible y ordenada vida de siempre. pero los denodados esfuerzos del joven por pasar página fracasan una y otra vez. Un relato divertido y asombroso en el que Wilde, con su envidiable capacidad irónica, urde una comedia brillante y un alegato enérgico contra la superstición.

"Asesinato en la mansión Darwin", de Marion Harvey.
  • Relacionado: Asesinato en la mansión Darwin, de Marion Harvey. Tras escucharse el sonido de un disparo a medianoche, Philip Darwin es encontrado asesinado en su estudio; su esposa Ruth aparece junto al cadáver con un arma en la mano. En la mansión se encuentra también —además del personal de servicio y el secretario de Philip—, el antiguo prometido de Ruth, Carlton Davies, que había acudido a la casa tras una desesperada llamada de su antigua amada. En estas circunstancias, todas las pruebas materiales apuntan a que la señora Darwin ha cometido el crimen —a las que hay que añadir la certeza de que nunca ha amado a su esposo, pues había sido chantajeada por él para contraer matrimonio—. No obstante, su amado Carlton la considera inocente, pues la joven insiste en que ella no es la asesina de su esposo. En su desesperación, Carlton acude al detective McKelvie, gran admirador de Sherlock Holmes, quien deberá ir desentrañando el misterio de tan enigmático crimen para ir descubriendo paulatinamente cómo todas las personas del entorno de Darwin se convierten en posibles sospechosos.

Courbett Magazine

Courbett Magazine es una revista digital y plataforma transmedia dedicada a la edición independiente, el diseño y la promoción del talento.

Más artículos
Elizabeth Friedlander: una de las primeras mujeres que creó su propia tipografía

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies