Courbett Magazine Revista de Arte, Cultura y Diseño

Nunca hemos creído en eso de los “diez mejores libros”. Para empezar, cada cual tiene sus preferencias literarias y sus manías, filias, fobias y simples intereses. Además, en un país como el nuestro donde se publica a mansalva y en donde hay editoriales independientes dejándose la piel, nos parece un delito dejar de destacar libros que merecen su lugar  y su oportunidad. Así que, siguiendo nuestra tradición de proponer listas con un montón de apartados, os dejamos una selección (personal, todo hay que decirlo) de libros que merecen un fuerte aplauso. Esperamos de todo corazón que os gusten. ¡Felices lecturas

 

vintage hand Mejor debut literario

 

Fernanda Trías. La azotea. Tránsito Editorial. Esta pequeña, extraordinaria y valiente editorial hizo su debut con una joya literaria de primer nivel. Es un libro imprescindible que no nos cansamos de recomendar. 

Maryam Madjidi. Marx y la muñeca. Minúscula. Traducción de Palmira Feixas. El exilio de una niña iraní de seis años en París. Maryam narra sus recuerdos del abandono del país y de la adaptación, no siempre sencilla, a un nuevo lugar en donde no conoce ni la lengua. Este libro es una mirada lúcida –con ternura y mucho humor– a la compleja creación de la identidad que mereció nada menos que el premio Goncourt al a Primera Novela 2017. 

 

vintage hand Mejores libros escritos por mujeres

 

Christine Lavant. Notas desde un manicomio. Errata naturae. Traducción de Nieves Trabanco. No nos cansaremos de recomendar esta auténtica maravilla, de estas páginas que se clavan en el alma. Es la historia de una opresión, de una mujer que se negó a seguir las normas y que pagó un precio inmenso por ello. Es una lectura desgarradora pero sumamente valiente, con una prosa exquisita, de una de las mejores poetas austríacas del siglo XIX: de su intento de suicidio, de su lucha por sobrevivir. 

Cristina Morales. Lectura fácil. Anagrama. Recibió el premio Herralde de Novela y no nos extraña: es una de las voces más refrescantes, originales e inconformistas de la narrativa actual. Es un retrato ácido y visceral de la sociedad actual con Barcelona como telón de fondo. Cuatro mujeres con discapacidad intelectual se enfrentan a continuos obstáculos: al heteropatriarcado, al capitalismo agresivo, a la hipocresía. 

Marie-Hélène Lafon, Los países. Minúscula. Traducción de Lluís Maria Todó Vila. Mirada enérgica y hermosa, con una prosa elegante,  de una mujer, Claire, que deja su granja donde creció y marcha a París a estudiar en la Sorbona, donde se sentirá como una extraña. 

Qiu Miaojin. Cartas póstumas desde Montmartre. Editorial Gallo Nero. Traducción de Belén Cuadra. Cuando la novelista taiwanesa Qiu Miaojin se suicidó en 1995, a la edad de veintiséis años, dejó sin publicar su gran obra maestra. En estas cartas se cuenta la historia de amor apasionado entre dos mujeres: su unión inicial y posterior ruptura dolorosa. Es una obra portentosa, experimental e inteligente, que analiza la identidad, la diferencia de culturas y el dolor desgarrado que conduce al suicidio. 

Vivian Gornick. La mujer singular y la ciudad. Sexto Piso. Traducción de Raquel Vicedo. Portentoso y emotivo collage de anécdotas, vivencias personales y reflexiones de esta “mujer singular”, de esta feminista moderna, que pasea por las calles de Manhattan y observa lo que ocurre a su alrededor. 

Kopano Matlwa. Florescencia. Alpha Decay. Traducción de Magdalena Palmer. Brutal, una novela brutal. Portentosa, durísima, valiente, imprescindible. Desde que era niña, masechaba sueña con hacerse médico y salvar vidas. Lo consigue, pero a la vez que trata el dolor ajeno tiene que lidiar con sus propios demonios: el duelo por el suicidio de su hermano y las presiones de una madre profundamente religiosa que trata de alejarla de su única amiga, Nyasha, una combativa chica que le hará abrir los ojos sobre la sociedad xenófoba que todavía no ha superado del todo el apartheid. 

 

vintage hand Mejores libros de memorias

 

Anastasia Tsvietáieva. Memorias. Mi vida con Marina. Hermida Editores. Traducción de Olga Korobenko y Marta Sánchez-Nieves. Anastasia nació en una de las familias más cultas de la Rusia zarista, pero la Revolución de Octubre puso fin a su idílica existencia y resquebrajó su familia. Estas memorias, escritas con una elegante y fluida prosa que raya el lirismo, son un testigo de excepción de revoluciones, de la guerra civil rusa, dos guerras mundiales y el advenimiento de la Unión Soviética con los regímenes de Lenin y Stalin. Pero también es un repaso y un tributo a escritores innovadores como Anna Ajmátova, Gumiliov, Pasternak y la propia Marina Tsvetayeva. 

Käthe Kollwitz. Diarios 1908-1943. Hermida editorial. Traducción de José Rafael Hernández Arias. Un libro extraordinario, con una edición cuidadísima, de la que está considerada como una de las artistas más destacadas del expresionismo abstracto. Escribir sus diarios le ayudó a salir adelante en medio de una vida difícil y jalonada de desgracias, como la muerte de un hijo y de su marido y su progresivo deterioro físico y mental. 

Edna O’Brien. Chica de campo. Errata naturae. Traducción de Regina López Muñoz. Libro honesto, lúcido y audaz de la gran escritora irlandesa que, a sus ochenta años, escribe con una prosa envidiable, suntuosa y encantadora sobre su vida. Retrato de una mujer que escandalizó a su Irlanda natal y que vivió en los locos años sesenta en el Londres que quería saltarse todas las normas. 

Frank Conroy. Stop-Time. Libros del asteroide. Traducción de Eduardo Jordá. Memorias de una franqueza brutal que están reconocidas, desde su misma publicación original en 1967, como una obra maestra del género autobiográfico. Conroy tiene que enfrentarse a un sinfín de desgracias y dificultades desde la temprana muerte de su padre. Vive la precariedad, el desarraigo y el desorden, pero en vez de acabar sumido en la violencia y deseos de venganza, encauza su vida gracias al don de la palabra. 

Wislawa Szymborska. Correo literario. Nórdica Editorial. Traducción de Abel Murcia y Katarzyna Moloniewicz. La poeta polaca y premio Nobel en 1996 elaboró durante años una suerte de consultorio de escritores a través  de los cuales nos dejó entrever claves para entender la literatura. 

Francine du Plessix Gray. Ellos. Errata naturae. Traducción de Ángeles de los Santos. Brillante, elegante, adictiva. La historia de la escritora, de su glamurosa (o supuestamente glamurosa) familia, y también un trozo de la historia de Europa, de las revoluciones en Rusia (la primera, en 1905, y la definitiva, en 1917), al establecimiento del leninismo y la tiranía bajo Stalin. También habla del exilio, del triunfo de los fascismos en Europa, el ascenso de Hitler al poder, la Segunda Guerra Mundial. Más tarde, narrará sus vivencias en Estados Unidos: un país donde triunfa el capitalismo a cualquier precio y se establece el triunfo implacable del consumismo, la obsesión por las apariencias y la fascinación por vidas ajenas encarnadas en las estrellas de Hollywood.

 

vintage hand Mejores biografías

 

Alberto Savinio. Maupassant y “el otro”. El Acantilado. Original, irreverente, aguda y brillante. Una biografía atípica e inclasificable que rompe el canon y que no deja indiferente a nadie. 

Dennis C. Rasmussen. El infiel y el profesor. David Hume y Adam Smith. La amistad que forjó el pensamiento moderno. Arpa Editores. Este libro es, simplemente, magistral. Es una oda a la inteligencia y a la erudición, pero sin caer en la pedantería. Un ejercicio de profundidad intelectual que se leer con fluidez, incluso con amenidad. Un canto, sobre todo, a la amistad entre dos de los pensadores más importantes del siglo XVIII. 

Michael Ignatieff. Isaiah Berlin. Su Vida. Taurus. Berlin nunca quiso escribir su biografía, pero Ignatieff consideraba que era imprescindible relatar la vida y obra del último gran filósofo liberal. El resultado no pudo ser más brillante. 

Anna Caballé. Concepción Arenal. Taurus. La biografía definitiva de la madre del feminismo en España. 

Benedetta Craveri. Los últimos libertinos. Siruela. Traducido por Mercedes Corral. Es el retrato, riguroso y ameno, de siete jóvenes aristócratas brillantes, auténticos hijos de la Ilustración, que intentaron conciliar una vida de privilegios desorbitados con la necesidad de cambios que demandaba el pueblo. 

 

vintage hand  Mejores libros para entender el mundo que nos rodea

 

Eirikur Örn Norddahl, Illska. La maldad, Hoja de Lata. Traducción de Enrique Bernardez. El único defecto de este libro es que el nombre del escritor es dificilísimo de pronunciar. Por lo demás es una obra imprescindible para entender la Europa contemporánea (la América de Trump también podría entrar) y el ascenso de la extrema derecha. De hecho, es una de las mejores obras que he leído para entender el presente, porque no cae en análisis simplistas, ni en estereotipos facilones, ni en recetas mágicas que no llevan a ninguna parte.

David Peace. GB84. Hoja de Lata. Traducción de Ignacio Gómez Calvo. El anuncio del cierre de las minas de carbón desata la mayor huelga de la historia británica. Para ganar la batalla, Margaret Thatcher encarga al Judío, un oscuro judío de las cloacas del Estado, que aplaste a los sindicatos con cualquier método. Con esta magistral novela, David Peace retrata el momento en que más cerca estuvo Gran Bretaña de una guerra civil. 

 

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies