Courbett Magazine Revista de Arte, Cultura y Diseño

Sección “escritoras que no te puedes perder”

 

 

Helen Garner, Historias reales. Libros del asteroide. Traducido por Cruz Rodríguez Juiz

Helen Garner visita un depósito de cadáveres y se va de crucero en un barco ruso; la despiden de un colegio por hablar de sexo con sus alumnos; asiste a un parto y a una boda; escribe sobre cumplir los cincuenta. Así es “Historias reales” de Helen Garner, una de las más destacadas escritoras australianas contemporáneas. Son historias de la cotidianidad, sobre el amor, el sexo, la maternidad y también, entre otras, la humillación. Todo ello con una escritura ágil, diáfana, más parecida a una conversación que a una disertación.

 

Nataliza Cerezo. En las ciudades escondidas. Editorial :Rata_.

Una pequeña joya de una escritora nobel con un talento desbordante. Ésta es la ópera prima de Natalia Cerezo, una autora inteligente, aguda, con una capacidad de observación destacada y con un estilo depurado que a primera vista puede parecer simple pero que esconde una riqueza sensorial extraordinaria. Son quince cuentos que reducen momentos vitales a sus señas más elementales, a los detalles que, aunque nimios, son los que determinan la esencia.

 

Fernanda Trías, La azotea. Tránsito editorial.

Extraordinaria. Un portentoso recorrido psicológico, ágil, grotesco y kafkiano, sobre amenazas, miedos, violencia y dependencia. El mundo de Clara se reduce a una casa donde la llave de la puerta está echada y las ventanas están cubiertas con mantas. Clara vive atrincherada con su padre, su hija y un canario enjaulado. Está atrapada en un delirio emocional, presa de su pasado y de sus miedos, convencida de que el mundo exterior es la feroz amenaza de la que debe proteger a su familia.

 

 

Jane Lazarre. El nudo materno. Editorial Las afueras. Traducción de Elena Vilallonga

Esencial. Insisto: libro esencial. Son una memorias alejadas de cualquier almíbar o adulcorante donde la escritora Jane Lazarre confronta el mito de “la buena madre” con un autorretrato íntimo y visceral de la maternidad. Alejadas de estereotipos, Jane Lazarre habla de las contradicciones entre lo que siente y lo que “supuestamente” debería sentir, de las diferencias entre las expectativas creadas y la realidad vivida. Explica sin tapujos los cambios físicos y también la transformación de lo íntimo.

“El nudo materno” es un clásico del feminismo, publicado originalmente en 1976, cuya lectura resiste el tiempo.

 

Kim Thúy, Vi. Una mujer minúscula. Periférica. Traducción de Laura Salas Rodríguez.

Novela elegante y emocionalmente desbordante, narra la historia de Vi, cuyo nombre en vietnamita significa “preciosa minúscula microscópica”. Es la única hija de una familia vietnamita muy singular en un país marcado por férreas tradiciones. Su madre es de extracción humilde; su padre es rico y mimado. La Guerra de Vietnam destrozarán los precarios equilibrios familiares y les forzará a huir a Canadá después de pasar por un campo de refugiados. Ésta es una historia de emigrantes y de destrucción del mundo conocido, pero también de ternura y nostalgia, de cómo el extenso mundo fuese en realidad diminuto.

 

Kate Millett, Sita, Alpha Decay. Traducción de Núria Molines

La historia real de un amor prohibido y apasionado que concluyó en tragedia. Kate Millet se enamoró de Sita a principios de los años sesenta, cuando la autora estaba en uno de los momentos álgidos de su carrera. Era una de las pensadoras más lúcidas del movimiento feminista y estaba volcada en el activismo bisexual. Sita tenía diez años más que ella, acarreaba varios matrimonios fracasados y tenía hijos a su cargo. Entró en la vida de Kate Millet como una tormenta de fuerza incontenible y le cautivó perdidamente. La relación fue al principio una fuente de placer, sabiduría y estabilidad emocional, pero luego se convirtió en obsesiva y tortuosa.

 

 

Sara Mesa, Cara de pan. Anagrama.

Ella, Casi, es una adolescente de casi catorce años; él, el Viejo, tiene muchos más. Ella huye de las imposiciones de la escuela y tiene dificultades para relacionarse. A el le gusta contemplar los pájaros y escuchar a Nina Simone, no trabaja y arrastra un pasado problemático. Entre ambos se establece una relación impropia, intolerable, prohibida.

La excelente escritora Sara Mesa es especialista en historias inquietantes e incluso incómoda y aquí, con su prosa fría, directa, precisa, exigente, desprovista de artificio, recrea imágenes que impactan y crean adicción. Es un retrato de dos seres desarraigados, de la inadaptación y la importancia de la diferencia.

 

Audrée Wilhemy, Las sangres, Hoja de Lata. Traducción de Luisa Lucuix.

Original, impactante, absorbente obra de la autora canadiense del momento. En “Las sangres”, Audrée Wilhelmy reimagina el cuento de clásico del ogro Barba Azul, de Perrault, y lo hace a través de sus mujeres. En el libro, Féléor Barthélémy Rü es un joven atractivo y rico que vive en un gran castillo en una villa misteriosa y siente un placer desmedido por la carne cruda y por la brutalidad en todas sus formas. Fascinadas por las leyendas y escabrosos rumores, siete mujeres su dudan en casarse con él, dispuestas a dejarse llevar por las más oscuras fantasías amorosas.

 

Iris Murdoch, Bajo la red. Impedimenta. Traducción de Barbara McShane y Javier Alfaya.

Prodigio narrativo. Este libro, publicado originariamente en 1954, fue el debut literario de la magistral escritora irlandesa Iris Murdoch (1919-1999), el primer ejemplo del portentoso talento de esta gran dama de la escritura que recibió el Golden Pen Award por su carrera. Hoy en día “Bajo la Red” está considerada una de las cien mejores novelas del siglo XX en lengua inglesa. Es una mezcla extraordinaria de reflexión filosófica y novela picaresca, de descenso a los infiernos y descripción de la bohemia. En el libro, Jake Donaghue, un bohemio escritor y traductor, deambula por Londres intentando mejorar su situación. Su novia se ha enamorado de un corredor de apuestas y le ha echado de casa. Donaghue tiene que recurrir a una antigua novia, la cantante Anna Quentin, y a un viejo amigo, Hugo Belfounder, un iluminado filósofo que en el pasado le inspiró un libro sobre la inutilidad del lenguaje. Con esta compañía, Jake abandonará su idea de convertirse en un verdadero escritor y descenderá a su particular infierno, vagabundeando por el Londres más bohemio entre filósofos, sindicalistas borrachos y perros prodigio mientras todo su mundo se derrumba a su alrededor.

 

 

Christine Lavant, Notas desde un manicomio, Errata naturae. Traducción de Nieves Trabanco.

“¿Qué esperaba? ¿Curarme? ¿Pensaba realmente que cierta cantidad de arsénico tomada con regularida daría sentido a mi vida? ¿Que aquí podría volverme hermosa, o al menos valiente y feliz? Claro que no lo creí ni un segundo, pero ¿adónde debía ir depués de algo tan horrible y fallido?”

Ésta es la desgarradora historia de opresiones, insurrecciones y de una rendición. Es la historia de una mujer pobre que no quiere ser esposa ni madre, sino poeta. La poeta austríaca Christine Lavant, una de las más destacadas, aunque desconocidas, del siglo XX, narra su estadía voluntaria de un mes y medio en el Hospital Psiquiátrico de Klagenfurt en 1935. Habla de su fallido intento de suicidio, su insomnio, la convivencia con sus excéntricas compañeras, su lucha diaria por sobrevivir.

 

Laetitia Colombani, La trenza, Salamandra. Traducción de José Antonio Soriano Marco.

La historia de tres mujeres muy distintas, de países diferentes y condiciones sociales totalmente dispares, que comparten el anhelo de libertad. En la India, la intocable Smita sobrevive recogiendo excrementos de una casta superior; en Italia, Giulia tira adelante el taller familiar, el último de Palermo que confecciona pelucas con pelo auténtico; en Canadá, Sara es una abogada de éxito que lo sacrificado todo por su carrera.

 

Simoneta Agnello Hornby, Palermo es mi ciudad. Gatopardo editores. Traducción de Teresa Clavel.

La familia Agnello se traslada en 158 a la via XX Settembre, en el corazón de Palermo. Allí convivirán tíos, primos, amigos y parientes en un microcosmo que la autora, Simoneta Agnello Honby, disecciona y describe. También nos presenta en todos sus ángulos a la ciudad de Palermo, espléndida pero también con toda la miseria de una ciudad endonde todavía supuran las heridas de la guerra y endonde la especulación urbanística crea nuevas barreras.

 

 

Sección “libros que pasarán a la historia como clásicos”

 

Gueorgui Gospodínov, Física de la tristeza. Fulgencio Pimentel. Traducción de María Vútova y Andrés Barba.

Podríamos decir, sin miedo a equivocarnos, que podríamos estar delante de un nuevo Borges. Esta novela sorprende por su originalidad y excelencia, por su inteligencia y solidez. Partiendo de la figura del Minotauro, Gospodínov construye un laberinto de historias sobre su familia, saltando de una era a otra, de una identidad a otra, para recorrer los meandros de la memoria individual y colectiva de su país, Bulgaria, y de todo el continente. Excelente desde la primera página.

 

Santiago Lorenzo, Los asquerosos, Blackie Books.

Original, divertida, tortuosa, inteligente, rabiosamente inteligente. Manuel acuchilla a un policía antidisturbios que quería pegarle. Huye. Se esconde en una aldea abandonada. Sobrevive de libros Austral, vegetales de los alrededores, una pequeña compra en el Lidl que le envía su tío. Y se da cuenta de que cuanto menos tiene, menos necesita. Un thriller estático, una versión de Robinson Crusoe ambientada en la España vacía, una redefinición del concepto «austeridad». Una historia que nos hace plantearnos si los únicos sanos son los que saben que esta sociedad está enferma. Santiago Lorenzo ha escrito su novela más rabiosamente política, lírica y hermosa.

 

 

Sección “libros sobre libros”

 

 

“Algunos libros. Las charlas de E.M. Forster en la BBC”, Alpha Decay. Traducción de Gonzalo Torné.

Delicioso, erudito sin ser intimidatorio, inteligente y sugerente. Una auténtica joya, para resumir. La editorial Alpha Decay nos presenta en castellano algunas de las charlas sobre libros que el celebrado autor británico E. M. Forster hizo en la radio de la BBC durante casi tres décadas. Forster era ya un escritor consagrado, con novelas tan destacadas como “Regreso a Howards End”, “Una habitación con vistas” y “Paisaje a la India”. Sin embargo, a pesar de que era un intelectual y una persona de prestigio, su tono no era arrogante, ni sus explicaciones sólo adecuadas para una audiencia intelectualmente sofisticada. Era un hombre sencillo y de gran cordialidad que, con humildad y gran eficacia, sugería simplemente grandes lecturas de autores tanto clásicos como modernos, consagrados o también noveles. En este libro recuperamos algunas de esas magníficas recomendaciones. Hay poetas, novelistas, filósofos y ensayistas. Surge Shakespeare y Stefan Zweig, Jane Austen y Bertrand Russel. Siempre con un tono distendido y próximo, contagiando la pasión por la lectura.

 

Pierre Michon, “Llega el rey cuando quiere”, Wunderkammer. Traducción de María Teresa Gallego Urrutia.

Apesar de que Wunderkammer lleva relativamente poquito en el mercado, ya se ha hecho un hueco entre las editoriales más exquisitas (lo que era todo un reto, porque hay editoriales realmente magníficas). Con “Llega el rey cuando quiere” lo vuelven a demostrar. Tenemos aquí un libro esencial para todos los amantes de los libros, una auténtica declaración de amor, con delicadeza, sabiduría y mucho humor que Pierre Michon le dedica a la literatura. Él es un escritor francés, admirador de Rimbaud, que está considerado como un clásico contemporáneo, aunque él rehuye todo tipo de “reconocimiento literario”, mucho más cualquier atisbo de “canonización”. En esta obra lúcida y ácida, Michon nos regala inteligencia y desmonta, más bien destruye, todos los mitos literarios presente: “Dejando aparte los clásicos del siglo XIX, esas novelas fundacionales, hasta Proust, hasta Joyce, hasta Faulkner, que leemos fervorosamente, las cosas que nos pasan ahora por las manos son con frecuencia un subproducto de los tipos literarios afincados en el siglo pasado”. Insistimos: es una lección magistral sobre libros y literatura. Sobre creación y pasión. Este libro es una verdadera píldora para el alma.

 

 

Eduardo Lago, “Walt Whitman ya no vive aquí”. Sexto Piso.

Eduardo Lago es uno de los mayores expertos en literatura estadounidense  y ha entrevistado, reseñado o traducido a una buena parte de sus principales exponentes: David Foster Wallace, Philip Roth, John Barth, Don DeLillo… En Walt Whitman ya no vive aquí se reúnen por primera vez sus escritos sobre el tema, conformando una obra donde aborda su pasión por la tradición literaria estadounidense y nos propone una cartografía de estilos y escritores. Autores de las dos vertientes que configuran la literatura estadounidense: por la escuela realista, que busca retratar épocas con todos sus detalles e idiosincracias, y por la “escuela de ruptura”, vanguardista y experimental, que cuestiona las fronteras de lo literario.

La pasión de Lago, hay que subrayarlo, no le impide ser crítico, incluso de emitir durísimos juicios, cuando la ocasión lo requiere. Lago tiene un compromiso con la literatura de calidad y todo lo que se salga de ella puede ser demolido sin piedad. De ahí que en las páginas “Walt Whitman ya no vive aquí” (el título, en sí mismo, es ya toda una demostración de principios) lo único que encontremos sea clarividencia y una erudición deliciosa.

 

Ursula K. Le Guin, Contar es escuchar. Círculo de Tiza. Traducción de Martín Schifino.

A principios de este año tuvimos la degracia de perder a la gran dama de la literatura fantástica. Nos quedarán para siempre sus mundos imaginarios, sus historias y brillantes personajes, su prosa elegante. También nos quedará este magnífico libro en donde  nos resume su vida como creadora, nos habla de sus escritores favoritos, las obras que le marcaron y también reflexiona sobre el papel de la mujer, el paso del tiempo y la vejez. Un libro delicioso de una creadora única.

 

 

Sección “libros que nos hacen pensar y crecer”

 

 

Hannah Arendt. Ensayos de comprensión 1930-1954. Formación, exilio y totalitarismo, Página indómita. Traducción de Roberto Ramos Fontecoba.

Los casi treinta años que cubre este libro fueron décadas cruciales para la filósofa política Hannah Arendt, tanto por cuestiones hstóricas como biográficas. También fueron años prolificos que ayudaron a desarrollar las principales cuestiones que vertebrarán su obra; son múltiples ámbitos, desde la filosofía de Heidegger y Kierkegaard hasta la creación de Kafka, pasando, claro está, por reflexiones sobre el fascismo y el comunismo y análisis del rol de los intelectuales.

En esta obra, editada por el estadounidense Jerome Kohn, último ayudante de Arendt en la “New School for Social Research”, no es sólo un conjunto de conferencias y artículos sueltos, sino ensayos que exploran las “dificultades de comprensión”, todo lo que subyace debajo de fenómenos complejos, así como el menguante rol de los intelectuales en la esfera pública.

 

Lev Shestov. Atenas y Jerusalén. Hermida editores. Traducción de Alejandro Ariel González.

Publicada en 1937, simultáneamente en francés y en alemán, “Atenas y Jerusalén” es la última obra del filósofo ruso judío Lev Shestov (1866-1938) y su mejor tratado. Es una reflexión existencialista sobre la relación entre la ciencia, la filosofía y la religión.

Al principio de su carrera, Shestov escribió sobre el pensamiento de creadores literarios como Shakespeare, Chéjov, Tolstói y, sobre todo, Dostoievski. Pero poco a poco, y sobre todo después de la Revolución rusa, un ámbito comenzó a centrar toda su atención: la relación, más bien la distancia y crítica, de la razón científica y la fe religiosa. Por eso estudió a Plotino, San Agustín, Spinoza, Lutero y Pascal. Sin embargo, a quien consideró su maestro fue a Husserl. Fue él quien le recomendó la lectura de Kierkegaard a Shestov, lo cual tendría un gran impacto en su obra. Leer su obra supondrá un avance para Shestov; encontró en él a un espíritu parecido y le marcó sobremanera.

Con todo este bagaje, Shestov produjo un conjunto de obras existencialistas claves. Fue un pensador de una gran originalidad, alejado de la academia y de los dogmas, defensor del pensamiento más allá de la razón. Su originalidad, profundidad y reflexiones innovadores marcaron la obra de filósofos tan destacados como Heidegger o Cioran. Camus también lo leyó con suma atención.

 

Toni Morrison, El origen de los otros. Lumen. Traducción de Carlos Mayor Ortega.

Basándose en sus Norton Lectures, la Premio Nobel de Literatura Toni Morrison aborda cuestiones que dominan cada vez más la política mundial: la raza, el miedo, las fronteras, los movimientos de masas, el deseo de pertenencia… No son debates sencillos, ni las respuestas son instántaneas ni obvias. Para analizarlas, la novelista se adentra en la historia, en su propia vida y, sobre todo, en la literatura, examinando autores como Harriet Beecher Stowe, Ernest Hemingway y William Faulkner. Es un libro sobre la responsabilidad de la literatura, un tratado de sabiduría, mordaz y nítido.

 

Zbigniew Herbert, El rey de las hormigas, Acantilado. Traducción de Anna Rubió y Jerzy Slawomirski.

Durante veinte años, Zbigniew Herbert trabajó en este tratado que, desgraciadamente, dejó inconcluso. Su editor polaco, Ryszard Krynicki, recopiló los materiales, los fragmentos y esbozos y finalmente le dio forma. Fue un regalo inmenso, porque en esta delicia de libro el poeta recrea, con licencias y versiones personalísimas, un buen número de personajes de la mitología clásica: Cleomedes, Atlas, Ares, Cerbero, Endimión o Áyax,entre muchos otros, parecen cobrar vida. Conocemos sus peripecias, destinos y fortuna, con constantes claves de humor.

 

 

Sección “estamos contando los segundos para tenerlos en nuestras manos”

 

 

 

Käthe Kollwitz. Diarios. Hermida editores. Traducción de J. Rafael Hernández Arias.

Considerada una de las artistas alemanas más populares del siglo XX,y una de las más destacadas del expresionismo abstracto, Käthe Kollwitz tuvo una vida complicada. Escribir sus diarios le ayudó a salir adelante en medio de una vida difícil y jalonada de desgracias, como la muerte de un hijo y de su marido y su progresivo deterioro físico y mental.

 

Joan Didion. Sur y Oeste. Literatura Random House.

Se dice que va a ser unas de las obras claves para entender el ocaso del sueño norteamericano y el advenimiento de fenómenos como Donald Trump en la presidencia. No son, sin embargo, reflexiones recientes, sino una recopilación de los cuadernos inéditos que Joan Didion escribió en los años sesenta, durante un viaje en coche por el sur de Estados Unidos. Una suerte de roadtrip que la llevó a Misisipi, Alabama y Luisiana junto a su marido, John Gregory Dunne. El libro acaba en California, a donde Didion fue con un encargo de la revista “Rolling Stone” de cubrir el juicio contra Patty Hearst.

A pesar del tiempo transcurrido, las voces clarividentes, las observaciones agudas resultan proféticas. Didion tuvo la oportunidad de entrevistar a destacadas personalidades locales, discurrir con ellos sobre raza y clase social. El resultado es un mosaico de personas: las orgullosas de su mentalidad retrógrada, de su adición a una idea monolítica de país en que no cabe la diferencia, y los de mentalidad diametralmente opuesta, abiertos y reivindicando la pluralidad.

 

Brian Catling, Vohhr. El bosque infinito. Siruela.

Advertencia: en Courbett no somos mucho de literatura fantástica (hacemos una notable excepción con Ursula K. Le Guin, que nos encanta), así que si recomendamos este libro es porque es, sencillamente, excelente. De él Alan Moore, autor de “Watchmen” y “V de Vendetta”, ha dicho que “es una de las mejores novelas de fantasía que jamás he leído”. Lo que tiene su punto de ironía porque “Vohhr” es la primera novela de Brian Catling y el señor en cuestión la publicó cuando tenía 61 años. De hecho, Catling se dedicaba al mundo del arte (es profesor de la “Rusking School of Art” en Oxford) y hace justo diez años le dio por escribir una obra, supuestamente amateur, de 150 páginas; ése fue el origen de “Vohhr”, una trilogía que alcanza las 1.500 páginas. Eso sí, cuando vio la luz, “Vohhr” cosechó alabanzas por doquier y ya está siendo adaptada al cine.

No fueron pocos los que trazaron enseguida paralelismos con la trilogía “Gormenghast” de Mervyn Peake, también difícilmente clasificable en un sólo género y con marcadas influencias góticas y surrealistas. Aunque hay que subrayar que “Vohhr” va un paso más allá en cuanto a fantasía se refiere: es como si a Mervyn Peake le sumases el tono de Thomas Pynchon. Es decir, que nadie espere fantasía en el sentido más tradicional del término. Salen cíclopes y otras criaturas mágicas, pero la trama es original, innovadora y rompe las barreras del género: aquí hay también surrealismo, steampunk y terror gótico.

Os dejamos el resumen que nos ofrece Siruela:

“Más allá de la ciudad colonial de Essenwald se extiende un inmenso bosque, tal vez infinito, en el que habitan ángeles y demonios, guerreros y sacerdotes. Floresta mágica y sensible, el Vorrh retuerce el tiempo, absorbe las almas, borra la memoria y cuentan las leyendas que en su corazón se conserva intacto el mismísimo jardín del Edén. Ahora, un soldado rebelde inglés se propone ser el primero en atravesar su extensión y emprende el viaje armado solo con un extraño arco fabricado con la espina dorsal de su amante. Pero alguien que teme las consecuencias de su misión enviará para detenerlo a un implacable tirador nativo. Alrededor de ellos orbitarán decisivamente historias tan dispares como la de un cíclope criado por robots de baquelita o la de figuras históricas como Sarah Winchester, heredera del imperio del rifle, y el inclasificable escritor Raymond Roussel”.

 

Sección “recuperados del olvido”

 

 

Henry James. Lo que Maisie sabía. Gatopardo ediciones. Traducción de Sergio Pitol.

Está considerada la mejor obra de Henry James, la culminación de su estilo. Cuando apareció, en 1897, rompió todas las estructuras narrativas conocidas en aquel momento –tal es su audacia, destreza técnica y originalidad. De esta novela, Borges dijo que era “una horrible historia de adulterio narrada a través de los ojos de una niña que no está capacitada para entenderla”. A primera vista, se trata de la historia de Maisie, una niña que a causa del divorcio de sus padres se ve inmersa abruptamente en un mundo de adultos marcado por la hipocresía y el engaño. Pero lo relevante, lo fascinante, es la manera de narrar los hechos, desde la mente de la pequeña Daisie, interpretando sutilmente sus emociones.

 

Bram Stoker, Cuentos completos. Páginas de la Espuma. Traducción de Jon Bilbao.

El irlandés Bram Stoker (1847-1912) estará siempre ligado a un vampiro llamado Drácula, aunque sería injusto que se pensara que sólo escribió un libro. De hecho, aparte de diez novelas, poemas, adaptaciones teatrales y artículos, Stoker también destacó como autor de narrativa breve. En vida publicó dos colecciones de cuentos: “El país bajo el ocaso” (1881) y “Atrapados en la nieve” (1908). Y dos años después de su muerte salió a la luz “El invitado de Drácula y otros relatos inquietantes” (1914). Aparte de estos, quedaron sin publicar casi una treintena de libros más que ahora se reúnen por primera vez en este magnífico volumen, exquisitamente editado por Antonio Sanz Egea y con una excelente traducción del escritor Jon Bilbao. Ni siquiera en inglés han sido reunidos de esta forma.

 

A.A. Milne, El misterio de la casa roja. Siruela. Traducido por Raquel García Rojas.

Otro autor que está irremediablemente ligado a un sólo personaje, en este caso al tierno “Winnie the Pooh. Sin embargo, nuevamente nos encontramos con un escritor que dio mucho más de sí. En “El misterio de la casa roja”, A.A. Milne se adentró por primera y única vez en la ficción detectivesca y nos legó una de las más imaginativas novelas del género. El escritor Raymond Chandler dijo de ella: “Este libro, ameno y desenfadado, ofrece en realidad a los lectores bajo su aparente ligereza un sólido enigma de lógica y deducción”.

En la novela, Mark Ablett, propietario de una magnífica residencia en la campiña inglesa, organiza en su casa un animado encuentro. Entre los variopintos invitados —una viuda y su casadera hija, un militar retirado, una voluntariosa actriz— se cuentan también Anthony Gillingham y su amigo Bill Beverley, a quienes dos inesperados acontecimientos empujarán a ejercer circunstancialmente de Watson y Holmes: el misterioso asesinato del hermano de su anfitrión —llegado hace poco desde Australia y considerado como la oveja negra de la familia— y la no menos inexplicable ausencia de este último tras el crimen.

 

 

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies