Podcast de libros Sin Algoritmo: episodio 14

black and blue corded headphones
Photo by Stas Knop on Pexels.com

Ya tenéis subido a Ivoox y a Spotify un nuevo episodio de “Sin Algoritmo”, nuestro podcast sobre libros. Aquí tenéis el link a Spotify:

Courbett Magazine

Y aquí tenéis los libros de los que hablamos en el podcast con enlaces a Todostuslibros.com. La primera parte del podcast está dedicada a tres libros sobre el Holocausto.

Goethe en Dachau, de Nico Rost

Editorial ContraEscritura, con traducción de Núria Molines Galarza.

Goethe en Dachau, de Nico Rost (Contraescritura)

Dado que el 27 de enero se conmemora el Día Internacional en recuerdo del Holocausto, decidí comenzar el podcast con los libros sobre esta temática que siempre recomiendo. Éste, de Nico Rost, es sin duda el primero de la lista. Nico Rost, periodista y traductor, corresponsal en España y Alemania, fue miembro del Partido Comunista desde 1927, por lo que fue arrestado por los nazis en 1933 y encerrado en el campo de concentración de Oranienburg, cerca de Berlín. Tras su salida, fue expulsado del país y huyó a Bélgica. Durante la guerra, se unió a la resistencia y acogió en su casa a escritores y artistas que huían de la Alemania Nazi, pero fue detenido en mayo de 1943 y trasladado a Dachau, en donde permaneció hasta la liberación del campo. Dachau era un campo especial: no sólo fue el primero en construirse (en 1933), sino que sirvió de propaganda para la prensa internacional, porque básicamente era un campo para prisioneros políticos, en su mayoría comunistas y socialdemócratas, y los nazis hicieron creer a la opinión pública que era una mera cárcel donde las condiciones de los reclusos eran buenas. Por eso, en Dachau había incluso una biblioteca. Como explicó Marta Martínez, la editora del libro, la total ignorancia de los oficiales de las SS y el contrabando permitieron que hubiese obras con gran contenido político, incluso defensoras de la libertad y la democracia, y se llegaron a organizar pequeños clubes de lectura.

Nico Rost entró allí en 1943 y, como tenía un absceso en la pierna, lo llevaron enseguida a la enfermería. Allí se dedicó a leer a Goethe y otros filósofos y comenzó a escribir unas notas filosóficas sobre lo que estaba ocurriendo. No era una banalidad, sino una manera desesperada de aferrarse a una esperanza de futuro: Rost decía que la cultura fue lo que le ayudó a mantenerse vivo, que la literatura logró salvarse, que fue lo único que hizo que su mente se apartara del frío y del hambre y de la muerte.

Seguir viviendo, de Rüth Klüger

Seguir viviendo, de Rüth Klüger (Editorial Contraseña)

Editorial Contraseña, con traducción de Carmen Gauger.

Ya os he hablado de este joya varias veces, pero vuelvo a la caga una vez más porque me parece uno de los testimonios de una superviviente más lúcidos y más inteligentes. Ruth Klüger estuvo de niña en tres campos, entre ellos Auschwitz. Afortunadamente consiguió escapar y se refugió en Estados Unidos, donde desarrolló una espectacular carrera como filóloga germánica. Años más tarde, en 1992, decidió poner por escrito sus memorias y así apareció “Seguir viviendo”, que no son unas memorias sencillas, fáciles, ni están llenas de tópicos al uso ni de estereotipos. Al contrario: Ruth Klüger es muy honesta y muy transparente, y habla con total sinceridad de lo que significó para ella el trauma de perder a su padre en los campos. También habla de las suspicacias y el rechazo que muchas veces ha suscitado por su condición de superviviente del Holocausto. Aviso que hay muchas frases en que te has de parar y reflexionar.

“Kraut”, de Peter Pontiac

Kraut, de Peter Pontiac (Fulgencio Pimentel)

Editorial Fulgencio Pimentel, con traducción de Julio Grande

No lo he leído aún, pero está en mis listas de imprescindibles. Lo he descubierto gracias a la librería Letras Corsarias (¡gracias!), la cual resumía el libro en una sola frase: “Papá, ¿por qué te convertiste en nazi?“. Vayamos por partes: el tal Peter Pontiac es un “viejo rockero del cómico underground holandés” que perdió a su padre en febrero de 1978. Ese día, su padre, Josef Johannes Antonius Pollman, fue visto por última vez en la plaza de la isla de Curaçao, en las Antillas Holandesas, metiéndose en el mar. ¿Qué pasó en realidad? ¿Se suicidó? ¿Se ahogó? ¿O más bien fingió su muerte para huir? Peter tenía entonces 27 años y no se llevaba excesivamente bien con su padre. Pasados los años, decidió contar la historia familiar, lo que había detrás de todo aquello, y lo hizo escribiéndole una carta de despedida a su padre. Gracias a ella conocemos la historia de un niño católico y lector compulsivo, que acaba siendo voluntario de las SS, reportero de guerra, corresponsal en el desembarco de Normandía, prisionero en un campo y luego se reinventó como periodista de cotilleos (y alcohólico empedernido). A través de esta biografía, Peter Pontiac intentó comprender, pero jamás justificar. De hecho, lo interesante es cómo interpela a ese padre desconocido. Cómo intenta contestar a esa pregunta odiosa: “papá, ¿por qué te convertiste en nazi?”.

Courbett Magazine

Después de los libros del Holocausto, en “Sin Algoritmo” hablamos delos Premios Cálamo, uno de mis premios favoritos del año y uno de los poquísimos de los cuales me fio. Los premios Cálamo los concede desde el 2001 la librería Cálamo de Zaragoza, una de las mejores de España. A partir de una lista preliminar de 16 libros, y por votación popular, se escoge el Premio Cálamo. También se concede el Premio “Otra Mirada” (atribuido a un libro de calidad excepcional según el criterio de la organización) y también se falla el Premio Cálamo Extraordinario.

“El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes”, de Tatiana Tibuleac

"El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes", de Tatiana Tibuleac (Impedimenta)

Editorial Impedimenta, con traducción de Marian Ochoa de Eribe

Ganó el premio Cálamo del año pasado. Aviso que es un libro que toca la fibra: es una novela muy emotiva, pero muy cruda, sobre la relación entre una madre y un hijo. Hay resentimiento, hay rencor, hay tristeza, rabia, silencio y muerte, y también perdón. Tatiana Tibuleac zarandea a sus personajes sin piedad, los lleva hasta el límite de manera abrupta, dura, implacable, pero lo hace con una belleza literaria descarnada que no dejará indiferente a nadie. El libro trata de un artista, Aleksy, que está sufriendo un bloqueo artístico y su psiquiatra le recomienda revivir un momento muy concreto de su pasado: ese famoso verano en un pueblecito de Francia en que su madre tuvo los ojos verdes. Aleksey tendrá que volver a reencontrarse con su madre, una madre que lo rechazó y que ahora, pasados los años, está enferma. Madre e hijo pasarán juntos de nuevo un verano y, esta vez, tendrán que aprender a perdonarse.

“El peón”, de Paco Cerdá

"El peón", de Paco Cerdá (Pepitas de Calabaza)

Editorial Pepitas de Calabaza.

El flamante ganador del premio Cálamo de este año. Es un libro buenísimo que escogí como uno de los mejores del año en Courbett Magazine y no me cansó de recomendarlo. Me habréis visto por Twitter y por Instagram recomendarlo varias veces y, también en capítulos anteriores de “Sin Algoritmo” os he hablado de él, con lo que poco más hay que añadir. Sólo recomendaros, una vez más, que lo leáis.

“Mapocho”, de Nona Fernández

"Mapocho", de Nona Fernández (Minúscula)

Editorial Minúscula

Este libro sobre la memoria, el pasado, la identidad y el olvido ha ganado el Premio Cálamo Extraordinario de este año, y no es para menos. La chilena Nona Fernández nos habla de “Mapocho”, un río que nace en la cordillera andina y atraviesa durante algo más de treinta kilómetros la ciudad de Santiago de Chile. Es un río hediondo, putrefacto y maloliente que arrastra los deshechos de la capital chilena hasta el río Maipo, que desemboca en el Pacífico. En la ribera de este río viven dos hermanos, la Rucia y el Indio. Están también sus padres, su abuela, su barrio y su casa, y a través de ellos, de esa vida en la ribera pobre del río, de la pobreza pestilente y áspera, Nona Fernández construye la realidad social de una ciudad y reconstruye –más bien, deconstruye– las mentiras de la historia oficial.

Courbett Magazine

Cambiamos de país: nos vamos de Chile al Reino Unido, luego a Madrid, nos pasamos por la Cádiz del siglo XVIII y acabamos de nuevo en Inglaterra. En los últimos tiempos varias editoriales están recuperando del olvido a escritoras magistrales que, desgraciadamente, habían quedado relegadas y marginadas. En “Sin Algoritmo” os hablamos de cuatro: de Elizabeth Jane Howard, de Josefina Carabias, de Beatriz Cienfuegos y de Winifred Holtby.

“Cómo cambia el mar”, de Elizabeth Jane Howard

"Cómo cambia el mar", de Elizabeth Jane Howard (Siruela).

Editorial Siruela, con traducción de Raquel García Rojas.

Nos vamos al Reino Unido de la mano de Elizabeth Jane Howard, la magistral escritora de la saga de los Cazalet. ¡Y qué escritora! En “Sin Algoritmo” os hablamos de su vida, una biografía intensa y llena de escándalos. Tanto dio que hablar, de hecho, que sus amoríos empañaron todos sus éxitos como escritora y acabó encasillada como una creadora de segunda fila, cuando en realidad era una de las mejores. Howard se ha convertido en una especie de culto en el Reino Unido e incluso Hillary Mantel se cuenta entre sus más leales seguidoras. Dicen los expertos que, de todas sus novelas, “Cómo cambia el mar” es una de las mejores y, desde luego, el libro tiene enjundia. Trata de un matrimonio en crisis: el del famoso dramaturgo Emmanuel Joyce y su esposa, Lillian, los cuales perdieron a su hija, Sarah, hace años. Ninguno ha podido superar esa pérdida, aunque los dos intentan sobrellevar su pena de maneras distintas: él seduce a todas sus secretarias y ella coloca fotos de su hija allá donde va. El matrimonio viaja continuamente de ciudad en ciudad por el trabajo de él acompañado por su representante, Jimmy. Un buen día, a la víspera de partir hacia Nueva York, tienen que buscar rápidamente una nueva secretaria y así es como aparece en sus vidas Alberta Young, la hija de un clérigo de Dorset, una mujer que va a hacer que cambien todas sus vidas.

“Azaña. Los que le llamábamos don Manuel”, de Josefina Carabias.

"Azaña. Los que le llamábamos don Manuel", de Josefina Carabias (Seix Barral).

Seix Barral.

Hace unos días escribimos en Courbett Magazine un artículo sobre Josefina Carabias, una periodista española que fue una auténtica pionera. Fue, de hecho, la primera mujer que estuvo fija como periodista en una redacción de periódico (antes había habido colaboradoras, pero ella fue la primera fija en plantilla). También, muchos años antes de que Tom Wolfe se alzara como creador del “nuevo periodismo”, ella ya lo practicaba. Seix Barral recupera una de sus mejores obras: “Azaña. Los que le llamábamos don Manuel”, sobre Manuel Azaña, el mítico presidente de la Segunda República. Es una biografía atípica, porque más que hablar de su trayectoria política nos acerca al hombre. Es un retrato humano, desde la admiración y el respeto, de un político del que siempre se habla y se cita, pero pocas veces se comprende con ecuanimidad.

La pensadora gaditana”, de Beatriz Cienfuegos.

"La pensadora gaditana", de Beatriz Cienfuegos (Ménades editorial)

Ménades Editorial.

Lo de Ménades Editorial es un notición. Saldrá dentro de poquito y yo ya estoy contando los segundos. Bueno, más que salir se debería decir rescatar, porque Ménades rescata del olvido un texto prácticamente desconocido, pero fundamental para entender la lucha de las mujeres por la igualdad y el respeto. Estamos delante de un periódico, La pensadora gaditana, que salió en Cádiz en el siglo XVIII y que está considerado uno de los primeros diarios feministas del mundo. Salieron 53 entregas entre 1763 y 1764, y en ellas, Beatriz Cienfuegos, toda una pionera, defendió los derechos de las mujeres con contundencia y dejó bien claro las múltiples dificultades e injusticias a las que estaban –estamos–sometidas. Lectura imprescindible.

“Distrito del sur. Un paisaje inglés”, de Winifred Holtby.

"Distrito del sur. Un paisaje inglés", de Winifred Holtby (Hermida editores).

Hermida Editores. Traducción de Simón Santainés

He hablado de Winifred Holtby en varias ocasiones (podéis leer un largo artículo que le dedicamos aquí) y me he alegrado muchísimo de que Hermida editores hayan seguido apostando por recuperar su obra. Primer fue “Virginia Woolf. Una mirada crítica” (traducción de Carlos Manzano) y ahora nos traen su gran obra maestra, South Riding o, como aquí han traducido, Distrito del sur. Es una historia fabulosa sobre la campiña inglesa, pero también es una novela compleja , madura y muy política que trata de cómo, a través de la educación, las mujeres pueden llegar a la realización personal. Es un libro magnífico que está considerado la gran obra maestra olvidada de la literatura inglesa.

Y aquí los tenéis todos los libros agrupaditos, para que no os perdáis ni uno:

Podcast Sin Algoritmo, creado por Ana Polo Alonso.

Courbett Magazine

Courbett Magazine es una revista digital y plataforma transmedia dedicada a la edición independiente, el diseño y la promoción del talento.

Más artículos
Cuando Maryse Condé intentó comprender África

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies