“Sin Algoritmo”: las mejores novelas históricas

Hace unos días os preguntamos en Twitter de qué queríais que hablásemos en los episodios de “Sin Algoritmo”. Os propusimos tres opciones y ganó, con más del 50% de los votos, la opción de “las mejores novelas históricas”. Así que nos hemos manos a la obra y hemos comenzado a grabar podcasts con las mejores novelas.

El problema es que hay, literalmente, miles de novelas históricas, de las cuales centenares son excelentes. Así que, ¿por dónde empezar? Después de pensarlo mucho, decidimos que haríamos una selección de las novelas históricas que a nosotros, aquí en Courbett, nos han gustado más. Y comenzamos por las de Roma, porque sin duda, es un punto perfecto de partida.

Aquí tenéis el capítulo en Ivoox:

Aquí tenéis el podcast también en Spotify:

Los libros de los cuales hablamos en el podcast son:

“Los idus de marzo”, de Thornton Wilder.

Los idus de marzo (es decir, el día 15 de marzo) del año 44 aC fueron muy famosos en la Antigüedad porque en ese día asesinaron a Julio César. Esta novela se centra precisamente en todos los hechos que preceden, que provocan y que desencadenan el magnicidio de Julio César. Y lo hace a través de las cartas que se envían los distintos protagonistas. Jorge Luis Borges era un gran admirador de la novela, como también lo era Gabriel García Márquez.

“La plata de Britania”, de Lindsey Davis. La primera entrega de la saga del “invetigador policial” Marco Didio Falco, situada en la antigua Roma del emperador Vespasiano, en el 70dC. En el libro Didio Falco se enamora de una joven, Sosia Camiliana, la cual está envuelta en una conspiración para derrocar a Vespasiano relacionada con el tráfico de lingotes de plata de Britania. Pero Sosia muere asesinada y Marco Didio Falco acaba siendo contratado por el tío de la chica, por el senador Décimo Camilo Vero –y por el emperador Vespasiano– para embarcar hacia Britania y destapar la conspiración. Hay versión e-book.

“La vida de los doce Césares”, de Suetonio. La biografía de la vida privada de los doce primeros líderes del Imperio Romano. No sólo es un recuento cronológico de lo que hicieron, sino que son sobre todo retratos psicológicos. Tenemos aquí gustos, aficiones y también pecados y más de un defecto. A través de ellos, Suetonio nos ofrece un retrato del Impreio como un lugar de vicio salvaje, de depravación sexual y brutal violencia. Decía Gabriel García Márquez que Suetonio era un “chismoso incorregible” y la verdad es que tenía cierta inclinación morbosa por narrar escándalos, indiscreciones e incluso abominaciones. Hay versión e-book.

“Historia de la decadencia y caída del Imperio romano”, de Edward Gibbon. Personalmente, nuestro libro favorito de historia romana. También era uno de los libros favoritos de Winston Churchill y fue admirada por Jorge Luis Borges. No hay para menos: esta obra, escrita en el siglo XVIII por el inglés Edward Gibbon, es elegantísima, magistral, absolutamente sublime. Además, a pesar del altísimo nivel de erudición, se lee fácilmente. “La Historia de la decadencia y caída del Imperio Romano” se publicó en seis volúmenes entre 1776 y 1788, y desde un principio causó un profundo impacto. Los tres primeros volúmenes abarcan desde el emperador Marco Aurelio hasta la desaparición del Imperio Romano en Occidente bajo los godos el año 476; los tres volúmenes restantes relatan la historia del Imperio Bizantino hasta su extinción en manos de los turcos en 1458. Alba editorial acaba de sacar la versión abreviada, preparada por Dero A. Saunders en 1952, que condensa lo más relevante de esta gran obra, principalmente de su primera mitad. Hay versión e-book.

“Agripina, la primera emperatriz de Roma”, de Emma Southon. En Courbett ya os hablamos de esta magnífica obra sobre una mujer clave en la Antigua Roma (podéis leer el artículo aquí). En la Antigüedad, Agripina fue un símbolo de corrupción y absoluta depravación. Su imagen era la de una mujer malvada que asesinó a varios esposos, urdió maquinaciones, intrigó en mil y una conspiraciones políticas y consiguió poner a su hijo, Nerón, en el trono (el cual, por cierto, mandó asesinarla). Todos los crímenes fueron ciertos, pero la personalidad de Agripina iba más allá de la una simple criminal. Emma Southon recupera en esta obra a una mujer compleja, inteligente, astuta, ambiciosa, que ejerció el poder y que se convirtió, sin duda alguna, en la mujer más poderosa de su tiempo.

“Memorias de Adriano”, de Marguerite Yourcenar. El emperador Adriano tiene sesenta años y se está muriendo. Decide escribir una larga carta a su nieto adoptivo y sucesor, Marco Aurelio, para explicarle su vida y justificar su legado. En Courbett magazine le dedicamos un artículo entero a esta obra sensacional, considerada la obra maestra de una de las mejores escritoras de Francia. Podéis leer el artículo entero aquí.

“Yo, Claudio”, de Robert Graves. Una novela apasionante sobre los cuatro primeros emperadores de Roma desde un punto de vista íntimo. El autor, el historiador británico Robert Graves, reconoció que después de leer “La vida de los doce Césares”, de Suetonio, el mismísimo Claudio se le apareció en un sueño y le exigió que narrara su verdadera historia. De ahí que esta novela esté escrita en primera persona por el propio Claudio, un tipo que desde luego estaba poco preparado para gobernar (incluso se rumoreó una deficiencia mental). Pero Robert Graves lo transforma en un tipo simpático, un tipo que sobrevivió en medio de una familia de asesinos precisamente porque todos pensaron que era completamente idiota y, por tanto, inofensivo.

“Quo Vadis”, de Henryk Sienkiewicz. Escrita entre 1895 y 1896, se centra en los tiempos de Nerón y en la persecución a los cristianos.

“Juliano el Apóstata”, de Gore Vidal. La vida de Flavio Claudio Juliano, un tipo que no estaba destinado a ser emperador, pero cuya ambición y unas cuantas carambolas del destino le llevaron al poder. Juliano gobernó en un momento en que el cristianismo ya había triunfado y se había convertido en religión de Estado. Pero él intentó volver a los antiguos dioses y restaurar el helenismo.

“Salambó. La princesa de Cartago”, de Gustave Flaubert. Escrito en 1862, después del éxito de Madame Bovary, sorprendió a toda Francia por el nivel de violencia y sensualidad desenfrenada.

Courbett Magazine

Courbett Magazine es una revista digital y plataforma transmedia dedicada a la edición independiente, el diseño y la promoción del talento.

Más artículos
Annie Ernaux
Todas podemos ser Annie Ernaux

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies