Sin Algoritmo: libros en tiempos de cuarentena

El 23 de abril, Día Internacional del Libro, dieciséis editoriales independientes contestaron cinco preguntas que les formulamos. En el podcast de esta semana de “Sin Algoritmo”, Ana Polo Alonso, creadora de Courbett Magazine, es la que ha respondido al cuestionario.

Aquí tenéis el link al nuevo episodio de Sin Algoritmo en Ivoox:

Y aquí tenéis el link de Sin Algoritmo en Spotify:

Los libros que comentamos en este episodio dedicado a los “libros especiales para un mundo en cuarentena” son:

84, Charing Cross Road, de Helene Hanff (Anagrama). Una preciosa relación epistolar de una escritora americana con un adusto, elegante y eficiente librero inglés, el señor Frank Doel, trabajador en Marks and Co., una exquisita librería de viejo en Londres. En Courbett le dedicamos un artículo entero a la historia de esta librería mítica.

Marks and co, la librería de Londres donde transcurre 84, Charing Cross Road.

Los restos del día, de Kazuo Ishiguro (Anagrama). Novela brillante, profundamente conmovedora, muy sutil, emotiva, elegante y, sobre todo, muy humana. El señor Stevens es el mayordomo de Darlington Hall, una mansión regentada por un aristócrata inglés que pretendió hacer un tratado de paz entre el gobierno nazi y la Gran Bretaña antes de la Segunda Guerra Mundial. A través de su historia, Ishiguro que reconstruye varias historias paralelas: la historia de la servidumbre, la historia de un mundo que ha desaparecido y una historia de amor, de pasiones secretas nunca confesadas, en la que los protagonistas ni siquiera se rozan.

El mundo de ayer. Memorias de un europeo, de Stefan Zweig (Acantilado, traducción de Joan Fontcuberta y Agata Orzeszek). Unas de las memorias más extraordinarias de la historia. El análisis más culto, más devastador, más sincero y también más lúcido de la Europa de entreguerras y el ascenso del nazismo.

Stefan Zweig

Illska. La Maldad, de Eiríkur Örn Norddhal (Hoja de Lata, traducción de Enrique Bernández). El único defecto de este libro es que el nombre del escritor es dificilísimo de pronunciar. Por lo demás es una obra imprescindible para entender la Europa contemporánea (la América de Trump también podría entrar) y el ascenso de la extrema derecha. De hecho, es una de las mejores obras que he leído para entender el presente, porque no cae en análisis simplistas, ni en estereotipos facilones, ni en recetas mágicas que no llevan a ninguna parte.

Fouché. Retrato de un hombre político, de Stefan Zweig (Acantilado, traducción de Carlos Fortea). Zweig era muy famoso en su época como novelista y, sobre todo, como escritor de biografías. Tiene algunas extraordinarias (María Estuardo, María Antonieta, Momentos estelares de la humanidad), pero personalmente consideramos que la de Fouché es la mejor. Fouché fue un influyente político francés que desempeñó un papel muy importante en la Francia de finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX; es decir, entre la Revolución Francesa y el Imperio Napoleónico. En este período, ya de por sí convulso y turbulento, emergió este tipo sin ningún tipo de escrúpulos, sin ninguna clase de moral, que sólo pensó en su inmenso ego. Un hombre que disfrutaba intrigando, que sólo pensaba en su poder personal. Un tipo absolutamente siniestro que, como comenta Stefan Zweig, “dirigió todos los partidos y fue el único en sobrevivirlos, venció en duelo psicológico a un Napoleón y a un Robespierre”.

Un caballero en Moscú, de Amor Towles (Salamandra).

Un caballero en Moscú, de Amor Towles (Salamandra, traducción de Gemma Rovira Ortega). Un libro sorprendente, muy elegante, muy cuidado, sofisticado y con toques sarcásticos muy bien estudiados. También un libro repleto de humanidad y ternura. Un libro sobre un aristócrata ruso, el conde Alexandr Ilich Rostov, que en plena era de purgas estalinistas, queda bajo arresto domiciliario en el hotel Metropol y allí estará treinta y dos años de su vida. La verdad es que el autor, Amor Towles, crea un personaje fascinante: un aristócrata ruso, a la antigua usanza, encantador, elegantísimo y cultísimo. Un tipo con una flema casi británica: impasible, impoluto, un maestro de las buenas maneras. Un tipo que crea un microcosmos en ese hotel refinado y suntuoso y, desde allí, verá pasar cambios vertiginosos. Verá como su mundo, el mundo de la aristocracia, desaparecerá, pero él intentará aferrarse a lo poco que queda de aquello que conoció, a ese protocolo elegante, a ese código de honor aristocrático que él disfrutó. En conjunto, el libro es una auténtica delicia que rebosa encanto y absorbe desde la primera página.

Algunos libros. Las charlas de E. M. Forster en la BBC, de E. M. Forster (Alpha Decay, traducción de Gonzalo Torné). Treinta y una de las casi ciento cincuenta charlas sobre libros y escritores que el escritor E. M. Forster dio entre 1929 y 1963. El libro es una auténtica preciosidad en la que un escritor fascinante explica a otros escritores, de Melville a Zweig, de Shakespeare a Kipling o Mark Twain. Auténtica divulgación con mayúsculas, con un estilo sencillo, cercano, que busca acercar la literatura a un público amplio.

Lector voraz, de Robert Gottlieb (Navona, traducción de Ainize Salaberri). Memorias del icónico y prestigioso editor que, sin duda, cambió la literatura americana. Fue el editor de Ray Bradbury, de Salman Rushdie, de Elia Kazan, de Toni Morrison, de la historiadora Barbara Tuchman y del presidente Bill Clinton. En Courbett Magazine le dedicamos un artículo entero (“Robert Gottlieb: lector voraz, editor supremo que cambió la literatura norteamericana“).

Robert Gottlieb, el mejor editor americano.

San, el libro de los milagros, de Manuel Astur (Acantilado). «Hay un instante en los serenos ocasos de verano en que cualquiera diría que los objetos brillan, como si devolvieran parte de la generosa luz que recibieron a lo largo del día. Era entonces cuando Marcelino dejaba lo que estuviera haciendo, se incorporaba, se pasaba el dorso de la mano por la frente y contemplaba el valle a sus pies. Todo relucía y resonaba como una campana de luz dorada. También aquel ocaso de julio Marcelino se detuvo y contempló. La casa, el hórreo, el carro, todo resplandecía recortado contra el cielo azul profundo donde el primer lucero comenzaba a anunciar la nueva era. Todo menos la gran mancha de sangre en el serrín y el cuerpo de su hermano. Pero lo cierto es que no había querido hacerle daño». 

"Una mujer", de Sibila Aleramo (editorial Altamarea)

Una mujer, de Sibilla Aleramo (Altamarea, traducción de Melina Márquez). Esta novela fue publicada por primera vez en 1906, y su repentino éxito dio a conocer al mundo a una autora que a lo largo de su prolífica carrera demostró en numerosas ocasiones un innato talento narrativo y un mordaz compromiso por la causa de la emancipación de la mujer, ambos plasmados con excepcional fuerza en las páginas de este libro. Su carga reivindicativa y su valiente denuncia contra la opresión machista hacen de Una mujer una de las primeras novelas feministas aparecidas en Italia y en Europa, y de su autora una pionera adelantada a su contexto literario y social. 

La hija del tiempo, de Josephine Tey (Hoja de Lata, traducción de Efrén del Valle). La Asociación Británica de escritores de Obras Policíacas dijo que “era la mejor novela de misterio de la historia”. Desde luego, es un auténtico prodigio narrativo donde la protagonista, Alan Grant, inspector de Scotland Yard, reconstruye y resuelve el crimen más famoso de la historia de Inglaterra desde la cama de un hospital. Y es que, después de observar un retrato de Ricardo III, considerado un auténtico tirano que no dudó en asesinar a sus dos sobrinos en la Torre de Londres, Grant considera que quizás la historia ha sido injusta con él y que seguramente era inocente. Si queréis saber más sobre esta fabulosa escritora inglesa, en Courbett le dedicamos un artículo: “El gran misterio de Josephine Tey“.

Courbett Magazine

Courbett Magazine es una revista digital y plataforma transmedia dedicada a la edición independiente, el diseño y la promoción del talento.

Más artículos
Gabrielle Bell
Todos los mundos de Gabrielle Bell

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies